Beneficios y ventajas competitivas de aplicar el know-how o patentar

La importancia de cuándo aplicar el know-how o patentar para obtener sus beneficios y todas sus ventajas competitivas, con su exclusividad.

A través de este artículo vamos a analizar cómo y cuándo aplicar el know-how o patentar para obtener todos los beneficios y ventajas competitivas posibles, como es la exclusividad.

Como premisa, debemos tener en cuenta las diferencias que hay entre las patentes y el know-how para decidir qué es lo mejor para la empresa:

Patentes versus know-how

Una patente es una nueva solución técnica a un problema concreto. La patente concedida brinda a su titular el derecho exclusivo que excluye a terceros de fabricar, importar, exportar o, en definitiva, obtener beneficios económicos de la invención registrada. Esto tiene validez durante un período acotado de tiempo, normalmente de 20 años desde la fecha de la presentación de la solicitud.

El proceso para conseguir una patente es bastante complejo y hay que estar seguro de que es la mejor opción. Se tienen que cumplir varios requisitos técnicos siendo el principal la novedad a nivel mundial de lo recogido en la memoria de la patente. Dicha solución, además de nueva, no puede ser algo obvio para un conocedor medio en el tema técnico, designándose este término como actividad o altura inventiva, que es un segundo requisito que deben cumplir las invenciones.

En cuanto al trámite de la patente, una vez presentada, se mantiene confidencial durante 18 meses, publicándose pasado ese tiempo. Cualquiera podría pedir una copia y bajarla a través de Internet de manera que la confidencialidad no queda totalmente asegurada.

La relevancia del know-how en un negocio

El know-how (interpretado como saber hacer) se refiere a la capacidad de las empresas para desarrollar un modelo de negocio con éxito. Es su ingrediente secreto. Son todas las habilidades, conocimientos y experiencias que han conseguido a lo largo del tiempo y que han puesto en práctica de forma exitosa.

La importancia del know-how radica en la ventaja competitiva que proporciona a la organización a partir de un conocimiento, un saber hacer, que contribuye a que el modelo de negocio funcione de forma exitosa o más exitosa que el resto de empresas competidoras.
El know-how tiene un valor importante hoy en día que se puede hacer tangible en propiedad intelectual privada. Es una parte del negocio que tiene un valor económico significativo y que en algunos casos puede contener secretos comerciales, además de ser un factor importante para el incremento de productividad de la empresa.

Importancia del know-how en un negocio

El primer beneficio al que hemos hecho referencia es la ventaja competitiva, que se traduce en la posibilidad de:

Crecimiento

Tener un know-how bien definido, una forma específica y personalizada de hacer las cosas, permite que se pueda escalar un negocio de manera exitosa. Por ejemplo, es uno de los grandes secretos de las franquicias, la capacidad de replicar un modelo de negocio que incluye formulas, técnicas y ciertas prácticas que permiten el éxito de la actividad.

Resultados económicos

El know-how se puede traducir en beneficios. La empresa que tiene el conocimiento tiene la posibilidad de generar más ventas y conseguir márgenes superiores en comparación con sus rivales del mercado.

La retención del conocimiento es un factor importante en la tasa de éxito cuando se tiene un know-how.

¿Cómo se puede compartir el know-how?

Los conocimientos técnicos son habitualmente información confidencial y tener acceso a ellos por parte de terceros suele costar dinero. Generalmente las empresas lo tienen como métodos no patentados, procedimientos, diseños o fórmulas de distinta tipología.

Sin embargo, el know-how a veces es difícil de transmitir. Por ejemplo, en los casos de trabajadores más antiguos, tienen conocimientos, experiencias y habilidades que no se pueden enseñar de un día para otro. ¿Cómo explican los empleados con muchos años dentro de una compañía todo lo que aprendieron a los recién llegados?
La única solución factible es redactar manuales, definir procesos y crear sistemas, en los que se registran todas las actividades del negocio y se especifica todo lo que funciona, de modo que sea factible retener y transmitir con éxito su know-how.

Además, el saber-cómo, es un proceso constante que se va retroalimentando y ajustando a los cambios del mercado. Por lo que la empresa que comercializa sus productos o servicios incorporando el valor añadido de su saber hacer tiene que reinventarse constantemente, registrar los cambios en forma de manuales, procedimientos, bases de datos o sistemas de registro de información para poder mantenerlo y en su caso, transmitirlo.

¿Saber cómo o saber quién?

Disponer de un know-how que se considere valioso puede llevar años y mucho tiempo de dedicación. Es el resultado de la acumulación de experiencias y de numerosas investigaciones de prueba y error. Por eso, para empresas de reciente creación u organizaciones con actividades que quedan fuera de su core business, la posibilidad de adquirir el know-how a otras empresas que ya lo tienen es una opción que puede ser muy recomendable.

Contar con una empresa y comprar la fórmula que funciona, puede ahorrarte literalmente años, si lo comparas con intentar hacerlo por ti mismo.

¿En qué áreas del negocio se puede tener know-how?

Cualquier área de negocio se puede consolidar en un manual o sistema que especifique exactamente cómo realizar la actividad de una manera que funciona. Puede ser en el área de finanzas, marketing, también puede incluir procesos de operaciones, estructura de costes, la marca, la calidad de las ofertas de producto o servicio, la red de distribución, la propiedad intelectual o el servicio al cliente.

Conclusión

Después de entrar en profundidad en la patente y ver la importancia del know-how, nos entran las dudas en patentar o aplicar el know-how.

Entonces, ¿vale la pena cubrir el costo económico que implica presentar una solicitud de patentes para que después de 18 meses se publique en Internet y cualquier experto pueda acceder a la memoria de mi patente? ¿Vale la pena pagar todos los años la tasa de “mantenimiento o anualidad”, que es creciente, para que la vigencia se mantenga? Puedo afirmar que presentar una solicitud de patente tiene un costo, pero no presentarla tiene un riesgo y tal vez un costo todavía más alto.

Si no patentamos y aplicamos el know-how, corremos el riesgo que un tercero aplique una formulación inversa, consiguiendo la solución técnica concreta y empiece a competir directamente con nosotros, aplicando su modelo de negocio, generándonos grandes pérdidas y con pocas expectativas de éxito si interponemos una demanda con el consiguiente coste (que no es pequeño), incluyendo la pérdida de tiempo por el esfuerzo, si finalmente no ganamos.

Concluyendo, la mejor opción es la combinación de las mismas, realizando un redactado de la patente cumpliendo todos los requisitos, pero con el matiz, a ser posible, de no relevar los procedimientos o formulación si consideramos que aplicando una formulación inversa sea imposible, o prácticamente imposible, llegar a la solución, juntamente con la implementación del know-how redactando los manuales, definiendo los procesos y creando sistemas, en los que se registran todas las actividades del negocio y se especifica todo lo que funciona, siendo esta solución híbrida la más óptima para proteger nuestro negocio.

WEBINAR SOBRE EL BREXIT

Un vídeo para resolver tus dudas sobre el Brexit y las marcas y diseños.

Gabriel Aparicio

Responsable Desarrollo de Negocio. Oficina Barcelona

Contenidos relacionados

Más en propiedad industrial e intelectual

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del tratamiento: HERRERO & ASOCIADOS, S.L.

Finalidad del tratamiento: Publicar su comentario sobre la noticia indicada.

Derechos de los interesados: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y limitación del tratamiento, mediante un escrito, acompañado de copia de documento que le identifique dirigiéndose al correo dpo@herrero.es.

Para más información visita nuestra Política de Privacidad.

*Los campos marcados con el asterisco son obligatorios. En caso de no cumplimentarlos no podremos contestar tu consulta.

No hay comentarios