2 de diciembre, Día Mundial del Futuro: la perspectiva de los jóvenes respecto a la Propiedad Industrial e Intelectual

30 noviembre 2023

En el Día Mundial del Futuro, celebramos la innovación y reflexionamos sobre cómo los jóvenes perciben la Propiedad Industrial e Intelectual y su adaptación a los desafíos y oportunidades de un mundo en constante cambio.

30 noviembre 2023

Desde el pasado de diciembre de 2022, contamos con el Día Mundial del Futuro, celebración que nació en la 41° Conferencia General de la UNESCO.

Según el organismo, los objetivos de la creación de esta efeméride son los siguientes:

  • Destacar la universalidad de las actividades anticipatorias humanas.
  • Fomentar los procesos de inteligencia colectiva.
  • Promover e incrementar la investigación del pensamiento del futuro y su aplicación en contextos diversos.

Constituye, de este modo, una oportunidad propicia para reflexionar sobre las amenazas de la humanidad, las tendencias globales, los desafíos a los que nos enfrentamos como sociedad, así como para la aplicación de iniciativas para el futuro, entre las cuales se contemplan la inteligencia artificial, la reducción del cambio climático, la ciberseguridad, la tecnología y la biología sintética.

Y es que, en esta era de innovación constante y de múltiples avances tecnológicos, este día nos brinda la oportunidad de pensar en el futuro desde diversas perspectivas e invitarnos a pensar sobre múltiples acontecimientos que están por llegar y a plantearnos cuestiones como, por ejemplo, las siguientes:

– ¿Cómo será el mundo en las décadas venideras?

– ¿Cuál será el rumbo y el porvenir de la humanidad?

– ¿A que desafíos y oportunidades nos enfrentaremos en un mundo de constante cambio y evolución?

– ¿Estamos preparados para ello?

En este contexto, es esencial que nos podamos plantear un elemento primordial para el avance de la sociedad y la economía, como es el futuro de la protección de la Propiedad Industrial e Intelectual.

El futuro de la protección de la Propiedad Industrial e Intelectual

Para comprender la relevancia de la Propiedad industrial e Intelectual, primero debemos definir estos conceptos. La Propiedad Industrial se refiere a los derechos otorgados a las invenciones, signos distintivos y diseños industriales, mientras que la Propiedad Intelectual se relaciona con los Derechos de Autor para la protección de las creaciones artísticas y literarias, como libros, música, y películas, software o secretos empresariales. Entre estas, en particular y a título de ejemplo, debemos citar en Propiedad Industrial a las patentes y en Propiedad Intelectual, los derechos de autor relacionados con software.

  • Las patentes

Son un medio fundamental para fomentar la inversión en la investigación y el desarrollo de la innovación, promoviendo avances tecnológicos, permitiendo a sus titulares obtener derechos exclusivos sobre sus invenciones durante un período determinado de 20 años.

  • Los derechos de autor

En este caso, vinculados con la protección legal del software (programa informático), es decir, del código fuente destinado a ser leído por una máquina. El derecho patrimonial en este caso estará vigente durante la vida del autor y normalmente hasta 100 años después de su fallecimiento.

Sin embargo, en un mundo donde la información fluye rápidamente, la tecnología y la innovación avanzan a un ritmo vertiginoso y la colaboración es fundamental, los jóvenes tienen perspectivas únicas y cambiantes, siendo fundamental comprender cómo perciben estos mecanismos legales y su influencia en el progreso económico y social.

La era digital y su impacto en la Propiedad Intelectual

No podemos negar que, en la era actual, estamos inmersos en una revolución tecnológica que está cambiando la forma en que interactuamos, trabajamos y vivimos. La inteligencia artificial, la robótica, la biotecnología y las energías renovables son solo algunos ejemplos de los campos en los que la innovación está transformando nuestras vidas de maneras inimaginables.

Como anécdota, por lo que se refiere a la Inteligencia Artificial, al parecer ya hay patentes generadas por esta y hay quien dice que se vienen efectuando desde la década de 1980, eso sí, en las que hacían constar como inventor al propio creador y no a la IA, pues el sistema de patentes, al menos por lo que se refiere a la práctica europea, establece que las invenciones objeto de patente son creadas/ideadas por los inventores y que estos deben ser personas físicas con el fin de otorgar protección y reconocimiento de los derechos de los inventores humanos.

Volviendo a lo anterior; vivimos en una era digital, donde la información y el conocimiento son accesibles para prácticamente cualquier persona con conexión a Internet. Esto ha transformado la forma en que percibimos y utilizamos la Propiedad Intelectual.

Los jóvenes, quienes han crecido en este entorno digital, a menudo tienen una visión más flexible y compartida, donde prolifera la cultura del código abierto, la colaboración en línea, el fomento de la creación colectiva y el desafío a las nociones tradicionales de la Propiedad Intelectual.

La Propiedad Industrial y la innovación tecnológica vista por la juventud

Por otra parte, respecto a la Propiedad Industrial y en particular las patentes, muchos jóvenes están muy involucrados en el mundo de la tecnología y las startups, y comprenden la importancia de proteger sus productos, composiciones y procesos innovadores.

Ahora bien, no debemos olvidar a grandes rasgos que también una parte de ellos percibe los derechos de la Propiedad Industrial como un obstáculo a la libertad de expresión o incluso preocupación por el abuso de algunos de esos derechos, como son las llamadas Patent Trolls o «secuestradores de patentes» en referencia a compañías que no llevan a cabo ninguna actividad de I+D+i, pero que, por el contrario, adquieren patentes generalmente a otras empresas que atraviesan un mal momento económico, con el objetivo primordial de interponer demandas a terceros que pudieran vulnerarlas y que, sin embargo, sí apuestan por la innovación.

Retos y desafíos a los que se enfrenta la juventud

La Propiedad Intelectual plantea retos éticos y morales a los jóvenes. Muchos de ellos se cuestionan si la Propiedad Intelectual a veces puede generar monopolios que limiten la difusión del conocimiento y la innovación, limitando el acceso a productos y servicios esenciales para comunidades necesitadas, especialmente en áreas críticas para el bienestar de la humanidad, como la salud y el medio ambiente.

Ahora bien, a medida que se involucran en campos creativos, tecnológicos y empresariales, reconocen también la necesidad de garantizar que sus ideas estén protegidas y que puedan beneficiarse de su trabajo, por lo que muchos emprendedores consideran la Propiedad Industrial/Intelectual como herramientas esenciales para establecerse en el mercado y competir de manera justa, ya que la seguridad y la confianza que brindan estas protecciones son aspectos críticos y sumamente relevantes para atraer posibles inversores, asociados y, en definitiva, aumentar el volumen de clientes.

Por tanto, están dispuestos a explorar modelos alternativos que aborden estos dilemas y a su vez promuevan el bienestar social, sin perder su autonomía en la toma de decisiones.

Limitaciones Económicas

No debemos olvidar que los jóvenes identifican en muchas ocasiones la barrera económica como un factor que dificulta el acceso a la protección de sus creaciones.

En este sentido, si bien en los últimos años las becas, ayudas y subvenciones ofrecidas por las Administraciones Públicas para proyectos de investigación relacionados con la Propiedad Industrial han crecido, aun deberían ser fomentadas en mayor medida tanto a nivel nacional como internacional.

El rol de la educación temprana y concienciación sobre la Propiedad Industrial e Intelectual

Es crucial analizar cuánto saben y comprenden los jóvenes sobre la Propiedad Industrial e Intelectual.

¿Están al tanto de la existencia, función y beneficios de estos mecanismos? ¿Entienden cómo estos elementos impulsan la innovación, la creatividad, la competencia justa y la economía o los ven como una barrera para su estímulo?

La educación temprana desempeña un papel fundamental en la formación de los jóvenes sobre la perspectiva de la Propiedad Industrial e Intelectual, pues muchos jóvenes sienten que no se les enseña desde estas edades lo suficiente (por no decir nada) sobre dichos conceptos.

Esta falta de formación y concienciación puede llevar a nuestros jóvenes a:

– malentendidos e ignorancia en cuanto a las diferentes formas de protección,

– falta de conciencia sobre la importancia de proteger sus creaciones,

– no comprender los beneficios de la protección de sus derechos de autor y la Propiedad Industrial,

– desconocer las implicaciones éticas y jurídicas de no respetarlos,

– no saber utilizarlos de manera responsable para promover la innovación y el bienestar de la sociedad.

Por tanto, se hace necesario acercar el conocimiento y uso de la Propiedad Industrial e Intelectual a la sociedad, a nuestros jóvenes, así como aumentar la concienciación y la sensibilización social en materia de falsificaciones y vulneración de los derechos de terceros.

No debemos olvidar el impacto negativo del consumo de productos falsificados tanto para la economía en general, como para la seguridad y salud de los consumidores. Según datos estadísticos relacionados con delitos contra la Propiedad Industrial, solo en España en 2022 las fuerzas de seguridad efectuaron aproximadamente 1.100 intervenciones policiales, lo que equivale a 2,6 millones de productos falsificados que hubieran alcanzado en el mercado un valor de 121 millones de euros, siendo los sectores principales; juguetes seguido de textil, calzado, marroquinería y complementos.

Por tanto, es un imperativo que logremos sensibilizar a la población y en especial concienciar a los jóvenes desde edades tempranas, es decir, en su época escolar, tanto del impacto negativo de las falsificaciones como del positivo que ejercen los derechos de Propiedad Industrial/Intelectual. Esto les permitirá en el futuro tomar decisiones informadas y participar activamente en la creación de políticas que equilibren la innovación con el acceso y la equidad.

El papel de los jóvenes en la formulación de políticas futuras en PI

Los jóvenes no solo son los principales beneficiarios del sistema de Propiedad Industrial e Intelectual, sino también los futuros creadores, innovadores y emprendedores.

Por lo tanto, seguramente tendrán la oportunidad de participar en la formulación de políticas que afecten a estos campos.

A través de su activismo, participando en organizaciones y colaborando con legisladores y expertos en Propiedad Industrial e Intelectual, los jóvenes podrían influir en la dirección que toma este ámbito en el futuro.

Su perspectiva fresca y su comprensión de las tecnologías emergentes los convertirán en actores clave en la configuración del panorama de la Propiedad Industrial e Intelectual en las décadas venideras.

Equilibrio entre acceso al conocimiento y protección

En un mundo interconectado, el equilibrio entre facilitar el acceso al conocimiento y garantizar la protección de la Propiedad Industrial/Intelectual es esencial, pero… ¿los jóvenes consideran que este equilibrio se está logrando?

Será esencial que se siga dialogando y adaptando nuestras leyes y normas para fomentar un equilibrio adecuado entre la Protección de la Propiedad y la promoción del bien común.

Este equilibrio será fundamental para un futuro donde la creatividad y la innovación sigan impulsando el progreso de la humanidad.

El futuro de la protección de la Propiedad Industrial e Intelectual

Muchos son por tanto los retos, barreras y limitaciones que consideran los jóvenes sobre los que habrá que profundizar en un futuro próximo, por no decir ya en la actualidad, como son:

  • Los desafíos de la tecnología en el mundo digital, donde existe facilidad de copiar y distribuir, por ejemplo, contenido de diversa índole en formato digital y que plantea preguntas sobre cómo mantener la integridad de la Propiedad Intelectual.
  • Colaboración global como una forma de abordar los desafíos mundiales, incluida la protección de la Propiedad Industrial e Intelectual y viendo la cooperación internacional como una oportunidad para establecer estándares y regulaciones efectivas.
  • Ética en la innovación: que las empresas actúen de manera ética y con responsabilidad en sus prácticas, evitando la practica abusiva de patentes y derechos de autor por parte de algunas de ellas.
  • Evolución de las leyes y regulaciones: con la rápida evolución de la tecnología, las leyes y regulaciones también deberán evolucionar para adaptarse a las necesidades cambiantes.

En este sentido hay que destacar principalmente la Inteligencia Artificial a partir de la cual se pueden crear obras mediante modelos de IA generativos o incluso por las personas con el apoyo de esta. Estos aspectos plantean una serie de dudas y retos para los que se debe llegar a un consenso generalizado y universal en defensa de los derechos de Propiedad Industrial e Intelectual.

Conclusión

Con este artículo en el Día Mundial del Futuro, celebramos la innovación y por ello es fundamental que reflexionemos sobre cómo los jóvenes ven la Propiedad Industrial e Intelectual y cómo este ámbito se está adaptando a los desafíos y oportunidades de un mundo en constante cambio.

La perspectiva de los jóvenes es esencial para encontrar un equilibrio entre la protección de los derechos de autor y la Propiedad Industrial, la promoción de la innovación y la libre circulación de información.

Los jóvenes son una fuerza poderosa para la innovación y el cambio. Su percepción sobre la Propiedad Industrial e Intelectual es y será sumamente esencial para garantizar que las políticas y prácticas futuras respalden un equilibrio.

Para ello, escuchar a los jóvenes y educarlos desde edades tempranas sobre estos temas y darles la oportunidad de participar activamente en la toma de decisiones, son pasos esenciales.

A medida que avanzamos hacia el futuro, debemos colaborar y educar para construir un mundo donde la innovación sea accesible y tenga un impacto positivo en toda la humanidad, siendo responsabilidad de todos y trabajando juntos para garantizar ese entorno que fomente la innovación mientras protege los derechos que ostentamos de nuestras creaciones.

En el pasado y presente hemos reconocido y reconocemos la importancia de estas protecciones para fomentar la creatividad, la investigación y el avance en todos los ámbitos de la vida… En el futuro, seremos optimistas y contribuiremos para su mantenimiento y progreso.

Y como no, aprovechamos esta ocasión para despedirnos felicitando a aquellos que abogan, apuestan, colaboran y, en definitiva, trabajan por un futuro mejor en todos los ámbitos de nuestra sociedad.

5/5 - (3 votos)

H&A CUMPLE 40 AÑOS

Defendiendo el valor de lo intangible, aquello que nos hace únicos.

Rafael Vicent

Consultor - Ingeniero Técnico Industrial

Contenidos relacionados

Más en propiedad industrial e intelectual

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del tratamiento: HERRERO & ASOCIADOS, S.L.

Finalidad del tratamiento: Publicar su comentario sobre la noticia indicada.

Derechos de los interesados: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y limitación del tratamiento, mediante un escrito, acompañado de copia de documento que le identifique dirigiéndose al correo dpo@herrero.es.

Para más información visita nuestra Política de Privacidad.

*Los campos marcados con el asterisco son obligatorios. En caso de no cumplimentarlos no podremos contestar tu consulta.

No hay comentarios