Sostenibilidad y ecoetiquetas en la Industria de la Moda

Analizamos la evolución de la sostenibilidad en la moda, formas de detectar si una prenda es sostenible a través de las ecoetiquetas, tipos de ecoetiquetas y disimilitudes con la marca registrada.

¿Hasta qué punto ha avanzado la sostenibilidad en el mundo de la moda? ¿Qué papel juega en ese camino las ecoetiquetas? A través de este artículo, analizamos esta transformación que no solo afecta al ámbito de la moda. Cada vez son más las empresas concienciadas con proteger el medioambiente y que, en consecuencia, desean implementar una política respetuosa con nuestro planeta y la sociedad, acercándose de este modo al modelo de negocio sostenible.

El concepto de sostenibilidad está a la orden del día, pero, ¿sabemos exactamente qué compromiso conlleva? Si bien el modelo de negocio sostenible demanda la responsabilidad medioambiental, no debemos de olvidar que también predica el compromiso social respecto de sus trabajadores y condiciones laborales, así como la salud de la atmósfera empresarial.

En este sentido, la industria de la moda es una de las principales afectadas, pero también uno de los sectores que más lucha por la reivindicación de unos derechos dignos para sus trabajadores y una producción responsable y respetuosa hacia nuestro planeta.

Fast Fashion Vs. Slow Fashion

Es de sobra conocido, que la manera de consumir moda hace unas décadas era muy diferente a la de ahora. Antiguamente, la adquisición de cualquier prenda de vestir era más costosa, pero se compensaba con su uso casi infinito y la alta calidad de la prenda.

Sin embargo, en las últimas décadas hemos experimentado un significante cambio a la hora de producir y consumir moda. Las calidades y procesos de producción son menos sofisticados, lo que también se refleja en un coste menor. Ello lleva a que, de manera general, el consumidor medio tienda a adquirir mayor número de prendas por un coste menor, pero al mismo tiempo, con una vida útil mucho más corta. Existen datos que apoyan que un alto porcentaje de la población adquiere prendas nuevas en cada cambio de temporada o incluso que directamente renueva su armario por completo en cada estación. Sin embargo, este consumo masivo a bajo coste es posible gracias a una grave reducción en los costes de producción y materiales empleados en la confección de las prendas. Esta manera de hacer de moda también se traduce en riesgos para nuestro planeta y, por tanto, para nuestra salud. No obstante, son muchos los expertos en moda que afirman que la era del fast fashion podría estar llegando a su fin.

Analizamos, a continuación, cuáles pueden ser los motivos que impulsan este cambio:

  • El planeta se ha visto superado por la crisis del COVID-19 y nos hemos concienciado aun en mayor medida en cuidar nuestro mundo y la sociedad en la que vivimos.
  • Las tiendas vintage marcan tendencia, no solo en puntos de venta físicos, sino además en plataformas de venta online. Este es otro motivo más por el cual las franquicias y cadenas asiduas a la moda rápida se están viendo obligadas a crear líneas de productos enfocadas en la mejora de sus calidades para poder competir con prendas vintage.
  • La trazabilidad y el blockchain también juega un papel fundamental, en cuanto a que se pretende asegurar transparencia en las cadenas de producción, con el fin de que el consumidor final esté mejor informado y obtenga una mejor visión de la cadena logística y de suministro. De esta manera, se reta a las empresas a que puedan demostrar que su proceso de fabricación es responsable y ético, y que sus productos cumplen las garantías de autenticidad y sostenibilidad.
  • Reducción de la cadena de producción y garantías de abastecimiento de productos. Sin ir más lejos, hace apenas un año, la población se vio desbastecida al no poder acceder a la compra de ciertos artículos. El consumo masivo de mascarillas y de guantes de plásticos y, su inminente falta de stock, puso en valor la predisposición de aquellos pequeños fabricantes locales que sacaron adelante la producción de estos artículos. Precisamente, el acortar el número de distribuidores y reducir la cadena de producción, permite utilizar materiales de mayor calidad manteniendo los precios de mercado.

Ahora bien, cada vez son más las empresas que se proclaman como sostenibles, si bien la realidad es que, desafortunadamente, no todas ellas cumplen los requisitos para serlo. El etiquetado es un elemento básico para que los consumidores puedan acceder a mayor información sobre cada prenda y tomar decisiones en sus compras de manera responsable y consciente.

De acuerdo con el nuevo perfil de consumidor, con un fuerte interés en mantenerse altamente informado, son cada vez más los consumidores que se detienen a revisar las etiquetas antes de tomar una decisión de compra y, muchos de ellos, se basan en criterios sostenibles de elaboración o en los materiales escogidos para su fabricación.

Ecoetiquetado certificado

Dentro de los productos sostenibles, las ecoetiquetas son aquellas que certifican que concurren diversos factores en una prenda o artículo, basándose desde el contenido o composición del producto, hasta el packaging o envoltorio o posibilidad de reciclaje, etc. así como cualquier otro elemento que afecte en el ciclo de fabricación, producción y distribución de un producto.

No todos los tipos de ecoetiquetas aportan la misma información o hacen referencia a los mismos criterios. Existen ecoetiquetas focalizadas en informar sobre el cumplimiento de unos criterios de elaboración de los materiales y sustancias, otras en los procesos de distribución e incluso otras que certifican que las materias primas que componen el producto son de origen vegetal o animal.

En definitiva, el ecoetiquetado trata de aportar una información sobre el producto y estimular a la sociedad a consumir aquellos productos que tienen un menor impacto medioambiental.

Tipos de ecoetiquetas: Certificadas (tipo I) Vs. Autodeclaraciones (Tipo II)

En la actualidad, existen fundamentalmente dos tipos de ecoetiquetas:

– Las ecoetiquetas de tipo I: son certificados otorgados por un organismo independiente al fabricante. Este sistema cumple con los requisitos de la norma ISO 14024. Es por ello que, en principio, este tipo de ecoetiquetas debe ser la única tenida en cuenta por el consumidor a la hora de tomar su decisión de compra apoyada en principios medioambientales.

– Las ecoetiquetas de tipo II: se trata de autodeclaraciones ambientales no certificadas e incluidas por el propio fabricante. Estas autodeclaraciones ambientales no han sido verificadas por un organismo experto, y pueden observarse en el etiquetado del producto o en su publicidad en forma de texto, símbolo o gráfico.
Desafortunadamente, este tipo de ecoetiqueta no certificada puede incluir información que no sea veraz e incurrir por tanto en la práctica de greenwashing o, en otras palabras, puede llevar a confusión o a engaño al consumidor, que podría percibir un producto como sostenible cuando en realidad no cumple los requisitos.

Por lo tanto, las únicas ecoetiquetas que pueden proporcionar una información verificada sobre el origen, producción y composición de los artículos que estamos consumiendo son las certificadas o de tipo I.

Ecoetiquetas de tipo I o certificadas:

A continuación, centramos nuestra atención en algunas de las ecoetiquetas más utilizadas en el mercado y que pueden ser fácilmente reconocibles por el consumidor mediante símbolos marcados sobre el artículo:GOTS (GLOBAL ORGANIC TEXTILE STANDARD): de origen alemán, es la principal norma internacional para la certificación textil ecológica. Para su concesión se requiere como mínimo un 95% de fibras procedentes de la agricultura ecológica en textiles ecológicos, mientras que en aquellos textiles a base de fibras ecológicas, basta con un 70%. Además, esta norma estipula otra serie de requisitos para lograr condiciones dignas de trabajo en el sector textil.ECOLABEL: es la etiqueta ecológica gestionada por la Comisión Europea pero con reconocimiento a nivel mundial. Para su obtención, se requiere a las empresas el cumplimiento de exigentes pautas en cada una de sus fases de producción, enfocadas en la reducción del impacto ambiental. Además, se refiere a la limitación de ciertas sustancias nocivas. La norma aplicable para este tipo de etiquetas es la ISO 14024.

ECOLABEL: es la etiqueta ecológica gestionada por la Comisión Europea pero con reconocimiento a nivel mundial. Para su obtención, se requiere a las empresas el cumplimiento de exigentes pautas en cada una de sus fases de producción, enfocadas en la reducción del impacto ambiental. Además, se refiere a la limitación de ciertas sustancias nocivas. La norma aplicable para este tipo de etiquetas es la ISO 14024.

TEXTIL EXCHANGE – ORGANIC CONTENT STANDARD (OCS): esta norma de aplicación mundial nace en Estados Unidos a fin de certificar la ausencia de productos químicos y la integridad de material orgánico.

OEKO-TEX: comprende un conjunto de normas de aplicación mundial, desarrolladas por el grupo de investigación europeo y japonés OEKO-TEX.OEKO-TEX STANDARD 100: enfocada en la limitación química de los textiles.oeko tex step

STEP by OEKO-TEX: acredita el compromiso de una empresa en relación a la producción textil sostenible.oeko tex green

MADE IN GREEN BY OKEO-TEX: en este caso, su obtención está supeditada a la fabricación de productos hechos de materiales libres de ciertas sustancias nocivas para el medio ambiente, además de cumplir con procesos respetuosos durante sus procesos de fabricación.peta approvedVEGAN PETA APPROVED: esta norma creada por AMSIab en colaboración con PETA, busca distinguir los productos fabricados con origen vegano con el fin de que los consumidores puedan identificar fácilmente la ausencia animal en las prendas de vestir, calzado y otros artículos de moda.

FAIR SHARE: el proyecto Fair Share nace con el fin de defender los derechos humanos y un salario digno de los trabajadores en las fábricas de textiles de la India.

fairtrade

FAIR TRADE: es el sello de garantía de Comercio Justo promovido por varias ONGs para la sostenibilidad de las personas y el planeta.aenor

HUELLA DE CARBONO – AENOR: la certificadora española AENOR verifica el compromiso de los fabricantes de un producto respecto a la reducción de la huella de carbono. Mediante la evaluación y cálculo del ciclo de vida de un determinado producto, garantiza la disposición de la empresa a controlar, disminuir o impedir su efecto nocivo sobre el entorno.global recycled standard

GLOBAL RECYCLE STANDARD: norma internacional centrada en asegurar el bajo impacto medioambiental y químico, así como el contenido reciclado.recycled 100RCS (estándar sobre declaración de reciclado): esta norma verifica la presencia y cantidad de materiales reciclados en un producto final.

Ecoetiquetas Certificadas Vs. Marcas Registradas

Por último, no debemos confundir la marca con el etiquetado certificado. Que una marca o nombre comercial registrada contenga en su denominación los términos ECO / BIO / ORGÁNICO / GREEN, etc., no implica necesariamente que los productos que designa sean sostenibles u orgánicos. De hecho, la Oficina de Patentes y Marcas presume que el solicitante ha presentado de buena fe ese determinado nombre y, en cualquier caso, este organismo no entra a valorar durante la tramitación de su solicitud de registro, la naturaleza u origen de los productos que designe esa marca.

La marca o nombre comercial puede aportar una información sobre el origen empresarial de los productos/servicios que designa pero, sin embargo, para obtener información veraz y verificada sobre las características de un producto -como pueden ser la calidad u origen de los materiales, y/o fases de producción-, deben ser consideradas sus certificaciones y, bajo ningún concepto, basarse únicamente en la denominación de la marca o autodeclaraciones del fabricante.

WEBINAR SOBRE EL BREXIT

Un vídeo para resolver tus dudas sobre el Brexit y las marcas y diseños.

Patricia Martínez Carrasco

Abogada.Departamento de Marcas.

Más en propiedad industrial e intelectual

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable del tratamiento: HERRERO & ASOCIADOS, S.L.

Finalidad del tratamiento: Publicar su comentario sobre la noticia indicada.

Derechos de los interesados: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, portabilidad y limitación del tratamiento, mediante un escrito, acompañado de copia de documento que le identifique dirigiéndose al correo dpo@herrero.es.

Para más información visita nuestra Política de Privacidad.

*Los campos marcados con el asterisco son obligatorios. En caso de no cumplimentarlos no podremos contestar tu consulta.

No hay comentarios